Desde 2005, Lexmark ha achicado las emisiones en un 62% en todo el mundo, y está en sendero de cumplir el propósito de reducción del 40% en relación a los escenarios de 2015 para 2025. Las reducciones logradas hasta la actualidad se han apoyado en la reducción de la energía y la utilización de nuevos plásticos, la reutilización de modelos, los sacrificios mundiales de reciclaje y el diseño de modelos durables que se fabrican para perdurar. Con la intención de realizar el propósito de neutralidad para 2035, Lexmark seguirá fomentando y también capitalizando en nuevos programas.

«Lexmark se ha dedicado a lo largo de bastante tiempo a achicar nuestro encontronazo ambiental», asegura Allen Waugerman, presidente y director ejecutivo de Lexmark. «Hemos dirigido el sendero en temas de sostenibilidad en nuestro negocio y para nuestros clientes del servicio, y nos encontramos decididos a ser carbono-neutrales para 2035. Es la compromiso que poseemos con el medioambiente y, además de esto, contribuye provecho para nuestros clientes del servicio, reduciendo sus costos y ayudándoles a cumplir sus objetivos de neutralidad de carbono por medio de gadgets de mayor duración y menor consumo de energía».

Los consumibles son un área donde Lexmark ha señalado en la reducción de su huella. El Programa de Obtenida de Cartuchos de Lexmark (LCCP), predeterminado en 1991, ha eludido que 100 millones de cartuchos procesados a lo largo de 30 años de operaciones acaben en el vertedero. El plástico reciclado posconsumo (PCR) de cartuchos que no se tienen la posibilidad de volver a utilizar se transforma en nuevos cartuchos y elementos en las impresoras y equipos multifuncionales de Lexmark. De la flota de gadgets de Lexmark, el 92% de los modelos tienen dentro contenido de PCR, y de en medio de estos gadgets, mucho más del 80% tiene mucho más de un 30% de contenido de PCR.

Una parte del propósito de reducción de las emisiones de carbono en Lexmark pasa por asegurar que los gadgets se diseñen y fabriquen para tener una vida útil extendida y no precisen ser sustituidos o reciclados en primera instancia. Diseñados para la durabilidad, los gadgets Lexmark están fabricados para perdurar mucho más de siete años, sobre la media del campo. El 96% de los gadgets asimismo cumplen con la certificación ENERGY STAR®, lo que quiere decir que cumplen con altos estándares de eficacia energética. En el momento en que los gadgets llegan en el final de su historia útil, Lexmark tiene como propósito volver a utilizar la mayor cantidad viable de material utilizado. El 39% del plástico en los nuevos gadgets Lexmark y el 37% de los cartuchos nuevos de la marca es plástico reciclado, y la compañía tiene planeado acrecentar estas cantidades.

Para los clientes del servicio que procuran achicar el consumo de papel, todos y cada uno de los gadgets traen Print Release, lo que deja a los usados mandar trabajos de impresión desde cualquier sitio y recopilarlos usando un principio de sesión seguro en un dispositivo, lo que quiere decir que los clientes solo imprimen precisamente lo que precisan. Para los documentos que se imprimen, los clientes del servicio asimismo tienen la posibilidad de explotar la colaboración con PrintReleaf, para medir la utilización del papel y hacer trabajos de reforestación para asegurar que se reemplacen los árboles talados.

«Hicimos un enorme avance como compañía», dice John Gagel, directivo de sostenibilidad de Lexmark. «A lo largo de varios años, estuvimos haciendo un trabajo en todo el mundo para achicar de forma continua nuestra huella de carbono, y la infraestructura que contamos en el mundo entero nos posiciona para realizar nuestro propósito de neutralidad en las emisiones carbono para 2035».

#Lexmark #compromete #neutralidad #emisiones #carbono #para

Fuente: Comunicae