Loro Parque Fundación lleva a cabo una herramienta que haría mucho más sostenible el avistamiento de cetáceos

Foto de Loro Parque Fundación desarrolla una herramienta de ‘big


Loro Parque Fundación participa en una investigación, anunciado últimamente en la gaceta científica Frontiers in marine science, en el que se ha creado un procedimiento que combina sistemas de identificación automática de la navegación y «big data» para valorar, de manera prácticamente instantánea, la actividad de los navíos aplicados al avistamiento de cetáceos y de esta manera poder medir de manera precisa la intensidad de ocupaciones de avistamiento que aguantan las ciudades de cetáceos.

El estudio, llamado «Empleando los sistemas de identificación automática (AIS) para deducir el ahínco en la observación de ballenas», fué anunciado por Javier Almunia, directivo de Loro Parque Fundación; Patricia Delponti, de la Capacitad de Ciencias Sociales y de la Comunicación de la Facultad de La Laguna, y Fernando Rosa, del Laboratorio de Bioacústica Física y Multisensores Organizados del Departamento de Ingeniería Industrial del mismo centro enseñante. Esta investigación es una parte del emprendimiento INTERREG MARCET II (MAC2/4.6c/392) que está dirigido a la transferencia científica y tecnológica para la progresar la utilización sostenible de los elementos marinos en la Macaronesia.

Almunia, que es doctor en Ciencias del Mar, muestra que la iniciativa de la investigación brotó frente a una cuestión «muy candente en la administración de ocupaciones de avistamiento de cetáceos»: la de saber la aptitud máxima de carga de la actividad sin que se afecte a la población de los animales, un tema fundamental en el mundo entero y, específicamente, para la colonia de calderones tropicales, delfines y ballenas del sur de Tenerife.

Los estudiosos se percataron de que varios navíos aplicados a esta actividad ahora tienen instalado el dispositivo AIS, que señala el rumbo, la situación y la agilidad por radio o satélite, y esa información se archiva más tarde por la parte de compañías de administración de datos.

Por su parte, se empleó el sistema europeo de batimetría (topografía submarina) para saber la hondura a la que los navíos efectúan su actividad, ya que en zonas como los puertos de Los Cristianos y Puerto Colón, a entre 5 y 7 km de la costa ahora hay fondos submarinos de 800-1.000 metros de hondura, los favoritos por los calderones, esencialmente pues tienen mayor sencillez para conseguir alimento.

Por contra, en otras zonas del mundo resulta necesario andar prácticamente 2 horas antes de llegar a aguas habitadas por cetáceos y dado que en Tenerife los animales estén tan cerca de la costa supone que las embarcaciones tienen la posibilidad de realizar 2 o tres excursiones del día a día, lo que incrementa la presión sobre los animales.

Para el estudio se examinaron datos de navíos de avistamiento a lo largo de los últimos 5 años -prácticamente diez embarcaciones- y se demostró que es viable detectar los avistamientos automáticamente y, por consiguiente, se puede deducir prácticamente en el mismo instante la proporción de tiempo donde los animales están expuestos a esta actividad, que es el doble en verano que en invierno.

«Es una herramienta de medición del esfuerzo, esto es, de la intensidad de una actividad y que se puede emplear para contrastar la aptitud de carga con seguridad, de elegir dónde se encuentra el límite para la sostenibilidad», destaca Javier Almunia.

Puede, además de esto, ser útil para futuros estudios del agobio y de accionar negativo que tienen la posibilidad de padecer los animales gracias a esta actividad turística, ya que, ya hace unos 20 años, existen estudios científicos que prueban que el avistamiento no es completamente inofensivo para ellos y en el momento en que hay bastantes navíos, estruendos y excursiones se advierten resultados perjudiciales.

Este procedimiento puede ser una herramienta «excepcional» más adelante para constatar que las embarcaciones cumplen las reglas, no se extralimitan en el tiempo de avistamiento, respetan las ubicaciones acotadas para esto e inclusive dejará advertir ocasiones de intrusismo en la actividad.

«Será una herramienta muy eficiente para medir la intensidad del avistamiento y adoptar las medidas primordiales a fin de que sea una actividad coincidente con la sostenibilidad de la población de cetáceos del sur de Tenerife, poquísimo frecuente en el planeta y un patrimonio que hay que proteger para las generaciones futuras», apostilla el directivo de Loro Parque Fundación.

#Loro #Parque #Fundación #lleva a cabo #una #herramienta #haría #mucho más #sostenible #avistamiento #cetáceos

Fuente: Comunicae