Los Modelos de Opinión Automatizada medran y se afianzan terminantemente en el ámbito inmobiliario

Los Modelos de Valoración Automatizada crecen y se consolidan definitivamente en el sector inmobiliario


La digitalización y la automatización de procesos se encuentra dentro de las preferencias del campo inmobiliario desde hace unos años. Y con la pandemia, esta urgencia de transformación digital ha cobrado aún mucho más importancia. En verdad, los nuevos servicios digitales hicieron viable que el ámbito pudiese sostener una actividad parcialmente habitual con el estado de alarma y el confinamiento riguroso vivido en el 2020. Todo ello, merced a la oportunidad de continuar haciendo ocupaciones diarias a distancia por medio de servicios digitales como tienen la posibilidad de ser las visitas virtuales a casas, las votaciones automatizadas (AVM) de inmuebles o, aun, el cierre de transferencias a través de la firma de contratos en línea.

En este sentido, los Modelos de Opinión Automatizada, populares bajo el acrónimo AVM, son una herramienta útil que deja apreciar de manera masiva, rápida y económica carteras con un alto número de activos. En todo el 2020 y primeros meses de 2021, se ha visto un incremento y afianzamiento de estos modelos en el ámbito. En verdad, en el 2020 se hicieron, en todo el país, mucho más de 2.500.000 votaciones similares con el mercado inmobiliario, de las que el 60% (1.500.000) se ejecutaron bajo modelos automatizados, según los datos proporcionados por la Asociación De españa de Análisis del Valor (AEV).

Mucho más allí, hablamos de un modelo que, pese al encontronazo de la pandemia, mantuvo su desarrollo. Y sucede que, en el segundo período de tres meses del 2020, el ritmo de votaciones automatizadas padeció una caída del 8% en variación trimestral, según la AEV, algo que se justifica por el periodo de confinamiento riguroso que acarreó una reducción radical de la actividad del mercado. No obstante, el tercer y cuarto período de tres meses del año fueron de restauración, reanudando el ritmo de desarrollo pre-pandemia. En verdad, los datos de la AEV señalan que entre julio y septiembre se hicieron mucho más de 230.000 votaciones AVM, lo que supuso un incremento de un 200% respecto al período de tres meses previo. Y en el periodo de tiempo octubre-diciembre, el desarrollo se situó en un 400% en comparación con en el último trimestre el año, alcanzado este periodo, el pico máximo de votaciones automatizadas efectuadas en 2020, con un total de prácticamente 1.200.000, el 75% del total del año. Además de esto, Centro de Votaciones prevé un desarrollo exponencial de este modelo para el 2021. De esta forma lo enseña Ismael Ruiz, directivo técnico de IV: “las votaciones automatizadas van a tener poco a poco más importancia en el campo, debido primordialmente a 2 puntos escenciales. Por una parte, los presuntos normativos en los que se aceptan esta clase de votaciones van a acrecentar, y por otro, los modelos de cálculo, tal como los datos empleados, son cada vez mejores. Estas votaciones se muestran tanto en el presente como más adelante inmediato como un servicio bien interesante para los clientes del servicio”.

Pero ¿cuáles son las claves que influyen en el apogeo y la consolidación de este género de votaciones automatizadas, y qué provecho ofrecen? Los especialistas de la entidad de tasación Centro de Votaciones lo comentan:

Empleo de tecnologías disruptivas para abaratar costos y acrecentar la eficacia: las votaciones automatizadas dejan apreciar de manera masiva y rápida carteras con un alto número de activos a través de algoritmos. Hablamos de la automatización de un desarrollo que piensa una reducción de costos respecto a los métodos habituales, ya que no necesita la intervención física de un tasador u otros trámites que tienden a ser precisos en las votaciones habituales. Y que, además de esto, deja apreciar distintos activos simultáneamente merced a sistemas capaces que, a través del big data y la IA (inteligencia artificial), examinan la información socia a los activos y sus áreas emitiendo una opinión correcta.

Un modelo de opinión en apogeo avalado por el Banco de España: en 2019, el Banco de España emitió la “Guía supervisora para la utilización de modelos automatizados de opinión (AVM)”, con la intención de unificar y entablar criterios únicos para todas y cada una de las sociedades de tasación. Con esto, en 2019 este modelo medró un 60% con relación a el año 2018, consolidándose como el procedimiento mucho más eficaz de opinión de inmuebles merced a sus comodidades y provecho. Además de esto, los datos de la AEV patentizan la consolidación de este género de votaciones merced a la efectiva evolución trimestral que vivieron en el año 2020, sabiendo que, tras la caída del segundo período de tres meses, los meses siguientes registraron un prominente volumen de votaciones automatizadas.

Consolidación de sistemas de AVM como SMARTA: a lo largo del presente año hasta el mes de agosto, Centro de Votaciones hizo mucho más de 300.000 votaciones por métodos automatizados, lo que supondría cerca de un 20% del volumen total de votaciones efectuadas por todas y cada una de las sociedades de tasación a lo largo del año 2020. Esto fué viable debido a que IV tiene un programa líder en el mercado: SMARTA, un programa que no solo tiene un algoritmo propio de cálculo para este género de votaciones, sino además de esto tiene un sistema de procesamiento, análisis y representación de datos apoyado en big data y también IA (inteligencia artificial). Aspecto que deja a la entidad de tasación proceder a la cabeza en los servicios tecnológicos relacionados con el ámbito inmobiliario como son los modelos de opinión automatizada (AVM).

#Los #Modelos #Opinión #Automatizada #medran #afianzan #finalmente #campo #inmobiliario

Fuente: Comunicae